Mindfulness para la agresividad infantil: Regulación emocional

Actividades de mindfulness para la agresividad infantil

Las investigaciones muestran que la atención plena puede ayudar a controlar la agresividad infantil, pues reduce el estrés y aumenta la capacidad del niño para regular sus emociones.

Para los niños es difícil trabajar con su enojo, pero las actividades conscientes pueden ayudarles a identificar esas señales y a controlarlas antes de que no puedan hacerlo. Esto es, ayudarles a aprender a controlarse.

Estas actividades tienen la ventaja de que se pueden hacer con los niños en cualquier momento y en cualquier lugar. Especialmente, en los momentos en que se sienten molestos y a punto de dejarse llevar por la ira.

Hay algunos estudios muy interesantes realizados con niños en crianza consciente. La atención plena reduce las agresiones en niños y jóvenes, también el comportamiento agresivo y la autolesión en pequeños y adolescentes con autismo.


Actividades conscientes para la agresividad infantil

Cuando hablamos de mindfulness para niños debemos desprendernos del enfoque de la meditación sentada o quieta. La meditación para niños puede ser activa, y en ese caso el movimiento es la forma de procesar las emociones y ayudar a manejar la agresividad infantil.

Una buena forma de comenzar es haciendo actividades conscientes, las que se pueden adaptar a las actividades que el pequeño hace normalmente en casa, en la escuela y en cualquier lugar. Porque no hay sitios preestablecidos para ejercitar la atención plena, siempre se puede guiar al niño para que mantenga su atención.

Si el niño está jugando, se le puede animar a prestar atención al entorno y a las sensaciones: los sonidos, aromas, el aire fresco, sentir la lluvia en sus manos, etc.

En un paseo al campo habrá muchas cosas que el niño querrá observar y allí podemos guiarlo para que preste atención con todos sus sentidos.

Si hay pájaros, podemos animarlo a hacer la meditación “Sigue el pájaro” o podemos tumbarnos con él sobre la hierba, observar el cielo y hacer un corto ejercicio de respiración consciente.

Actividades conscientes para reducir la agresividad infantil


Ayuda al niño a reconocer sus emociones

Paso a paso, podemos comenzar a ayudar al niño a reconocer sus emociones. Pues el niño reconoce cuando sus emociones llegan a los extremos, pero no sabe qué pensamientos lo conducen a ello. El objetivo es entonces ayudarle a ser consciente de este cambio sutil en las sensaciones de su cuerpo.

Para ello, es bueno comenzar en un momento en el que el niño esté contento. Comienza por preguntarle qué siente, cómo siente su cuerpo, si siente cansada su cara de tanto sonreír, si se siente liviano, con ganas de saltar.

Y luego haz lo mismo cuando se sienta irritado. Pregúntale cómo siente sus músculos, su estómago, su cara.

Guíalo para descubrir cómo expresa sus emociones físicamente para que pueda reconocer su enojo antes de llegar a expresarlo de forma agresiva.

Enseñar a los niños a reconocer sus emociones positivas, la alegría, el amor, y las negativas, como el enojo o la agresividad infantil no es sencillo, especialmente cuando al pequeño no le gusta hablar de ello. Pero ayudar al niño a reconocer lo que siente es el primer paso para que esa emoción pierda su poder.

Afortunadamente, hay algunas actividades conscientes que nos pueden ayudar y las que podemos poner en práctica en cualquier momento. Una de ellas es “La Estación meteorológica” del maravilloso libro “Siéntate como una rana” de Eline Snel.


Regulación emocional infantil- Niños mayores de 4 años

Estación meteorológica actividad mindfulness para niñosActividad: Estación meteorológica.

Objetivo: Regulación emocional infantil.

Pídele al niño que piense en el evento meteorológico que se ajuste mejor a su estado de ánimo. Las emociones positivas serán días soleados y las negativas, días de tormenta.

Un estado de ánimo genial será un día de sol radiante, un estado de ánimo intermedio un día un poco nublado y un estado de ánimo negativo un día de tormenta, con rayos y truenos.

Esta es una excelente forma de que el niño explore sus emociones. Al hacerlo, también podemos hablar del clima. Por supuesto, el clima no lo podemos cambiar, pero podemos superarlo. Aceptamos el día tal como es y elegimos disfrutarlo.


Regulación emocional infantil- Niños mayores de 10 años

Actividad mindfulness para niños lluviaActividad: Técnica Rain (Lluvia)

Objetivo: Regulación emocional infantil

Este es un ejercicio de mindfulness para niños que los ayuda a trabajar con las emociones intensas. Mediante él aprendemos a reconocer nuestras emociones con amabilidad y las aceptamos como lo que son.

El ejercicio es un acrónimo de la palabra “lluvia” en inglés, es decir, rain. Comenzamos con la letra “R”.

R: Reconoce la sensación

Reconoce la sensación que estás experimentando. Dale un nombre si puedes. Identificar la emoción puede quitarle su poder.

A: Acepta la experiencia

Acepta la experiencia, tal como está. Es muy desagradable, pero es solo una emoción y pronto pasará. Aquí está ahora, así que no luches contra eso.

I: Investiga

Explora el sentimiento ¿Cómo se siente en tu cuerpo? ¿Dónde lo sientes más fuertemente? ¿Qué pensamientos te hacen sentirte así? ¿Te estás poniendo nervioso? ¿Te sientes mal?

N: No te identifiques

No te identifiques con esa emoción, eso no es lo que tú eres. Esa sensación desaparecerá. Puede que te sientas mal, pero tú no eres malo. Puede que la tristeza te afecte, pero esa emoción pronto pasará, no tienes que aferrarte a ella.

En algunos casos será necesario pasar por todo el proceso de lluvia para manejar una emoción difícil y en otros casos hacer uno o dos pasos serán suficientes.

Es muy fácil recordar la palabra “lluvia” y luego “rain” para poder hacer este ejercicio en cualquier momento en que lo necesitemos para manejar una crisis de agresividad infantil.

Cuanto más lo practique, más capacidad tendrá el niño para comprender lo que debe hacer para manejar su emoción difícil.

Actividades para la agresividad infantil


Estudios de atención plena sobre la agresividad infantil

La agresividad infantil y la crianza consciente.

La crianza consciente reduce la agresión, el incumplimiento y la autolesión en niños con autismo. Las madres expresaron satisfacción con sus capacidades para la crianza y con su interacción con sus niños.

Fuente

Manejo de la agresividad infantil y juvenil.

Programa basado en la atención plena para el manejo de la agresión entre los jóvenes: un estudio de seguimiento.

El programa basado en Mindfulness ha mostrado cambios en la expresión/ control de la agresión e implica su integración en el programa disponible para el manejo de la agresión entre los jóvenes.

Fuente

Manejo de la agresividad infantil y juvenil en niños y jóvenes con autismo.

Una estrategia basada en mindfulness para la autogestión del comportamiento agresivo en adolescentes con autismo.

Los resultados sugieren que los adolescentes con autismo pueden aprender y utilizar de manera efectiva, un procedimiento basado en mindfulness para autogestionar su agresión física durante varios años.

Fuente

Actividades de atención plena para la agresividad infantil


Mindfulness para la agresividad: Estudios en adultos

Las actividades conscientes no solo ayudan a los niños a reconocer y controlar sus emociones, sino que la atención plena nos ayuda a los adultos a evitar perder el control.

Los estudios sobre la atención-plena revelan que ayuda a responder conscientemente a las provocaciones y permite manejar la ira cambiando las respuestas agresivas en respuestas controladas.

Uno de estos estudios demuestra que el mindfulness ayuda a las personas a reducir una posible respuesta agresiva después de un acto previo de autocontrol.

Esto parte de la base que una persona es menos capaz de controlarse luego de haber hecho un acto de autocontrol previo.

Es decir, podemos controlar una explosión de ira u otra emoción fuerte una sola vez. Al segundo estímulo (por ejemplo, provocación) es muy probable que no la podamos controlar, pues hemos agotado los recursos emocionales necesarios.

Referencia: Yusainy, C., y Lawrence, C. (2015). La breve inducción de la atención plena podría reducir la agresión después del agotamiento. La conciencia y la cognición.

Atencion plena

~Gracias por estar aquí ahora.~

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: