El amor en la era digital: Amor líquido versus amor consciente

Amor líquido versus amor consciente

Ilustraciones de Puuung

Amor líquido es un concepto que describe la tendencia de construir relaciones cada vez más superficiales, una práctica derivada de las conexiones fugaces de Internet, así como de las conductas de “usar y tirar” de la sociedad de consumo.

En la era digital, las relaciones por Internet se han convertido en un modelo que se expande al resto de nuestras relaciones. Más que relaciones, se buscan conexiones, pues tienen un carácter fugaz y desechable que no implican responsabilidad ni pérdida de tiempo y en las que en cualquier momento, uno puede apretar la tecla “eliminar”.


¿Qué es el amor líquido?

Zygmunt Bauman

Zygmunt Bauman

Según el sociólogo polaco Zygmunt Bauman, en las relaciones actuales, ya sean románticas o de amor al prójimo, pedimos menos y nos conformamos con menos.

La tendencia al individualismo hace que algunas personas vean a una relación fuerte como un peligro para su autonomía personal.

Las relaciones de amor son consideradas conexiones que pueden ser “desconectadas” en cualquier momento. El amor líquido se diluye, frecuentemente ante el primer síntoma de aburrimiento.

Por ello, según este autor, el amor se ha vuelto “líquido”. No tiene consistencia ni solidez, fluye y toma caminos inesperados, a diferencia de lo que fue en el pasado: un lazo más firme y menos voluble.

“Vivir juntos – por ejemplo— adquiere el atractivo del que carecen los vínculos de afinidad. Sus intenciones son modestas, no se hacen promesas, y las declaraciones, cuando existen, no son solemnes, ni están acompañadas por música de cuerda ni manos enlazadas. Casi nunca hay una congregación como testigo y tampoco ningún plenipotenciario del cielo para consagrar la unión. Uno pide menos, se conforma con menos y, por lo tanto, hay una hipoteca menor para pagar, y el plazo del pago es menos desalentador”

Bauman (2005)


La liquidez del amor propio

El concepto de amor líquido no solamente se aplica en las relaciones interpersonales. Bauman también habla de la liquidez de la relación que mantenemos con nosotros mismos, derivada con frecuencia del hecho que no nos vemos a nosotros mismos como capaces de mantener o merecer un vínculo sólido.

Para amar a otros profundamente, es necesario amarse a uno mismo primero.

Pero esta no es la base común en la que se desarrollan las relaciones hoy en día, pues comúnmente hay otros valores en juego y no son necesariamente emocionales. Por ejemplo, la necesidad de “no estar solo”, de tener un apoyo, de contar con la aprobación de los demás.


El amor líquido versus el amor consciente

El amor líquido vs el amor consciente

Ilustración de Puuung

El concepto enunciado por Zygmunt Bauman refleja las relaciones actuales, pero el amor consciente es la contracara de este tipo de relaciones superficiales con fecha de caducidad.

Los seres humanos no somos productos de consumo y es necesario que lo comprendamos para empezar a revertir esta tendencia de amor líquido que amenaza en convertirse en uno de los comportamientos por defecto de nuestra sociedad.

En primer lugar, debemos valorarnos más, sentirnos dignos de construir y de mantener relaciones sólidas. Y en segundo lugar, necesitamos evitar que el deseo de consumir se instaure en nuestras relaciones.

Una vez que hemos comprado, deseamos otra cosa.

Quizás pensemos que lo que tenemos no es lo suficientemente bueno, lo suficientemente bonito, lo suficientemente útil.

El individualismo y la constante búsqueda de la satisfacción inmediata de nuestros deseos nos llevan a la mercantilización de nuestras relaciones personales.

¿Realmente queremos que el amor en nuestra vida sea tan superficial?


¿Qué es el amor consciente?

Amor consciente es...

El amor consciente significa amor intencional sobre el tipo de relación que queremos construir y es la contracara del amor líquido.

Significa:

Tener una visión… Para reconocer y crear buenas relaciones en la realidad.

Amarse a uno mismo… Para compartir verdaderamente el amor con una persona. No es necesitarla, sino quererla.

Elegir y no reaccionar… Con atención plena, decidiendo qué tipo de relación queremos, eligiendo los sentimientos en lugar de ser víctimas de nuestras reacciones.

Practicar el aprecio… Enfocando la atención en el prójimo para darle amor, apreciando los aspectos positivos y regando las semillas de la felicidad.

Evolucionar conscientemente… Para transformar los desacuerdos en instancias que permiten madurar juntos.

Al vivir el amor conscientemente, descubrimos una comunicación más profunda con nosotros mismos que se traslada hacia nuestros seres queridos.

Así el amor comenzará a ser más afectuoso, más comprensivo, más compasivo y las relaciones serán más fuertes y duraderas.

Qué es el amor consciente

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes: Wikipedia, Zygmunt Bauman

Ilustraciones de Puuung♥

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: