Citas de atención plena en “Alicia en el país de las maravillas”

Alicia en el país de las maravillas

“Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”, de Lewis Carroll, es una de las grandes novelas del género del Sinsentido. Esta es una novela fantástica que aman los niños, sin embargo, encontramos en sus páginas frases para reflexionar, con mucho sentido.

“Hace falta correr todo cuanto una pueda para permanecer en el mismo sitio. Si se quiere llegar a otra parte, hay que correr por lo menos dos veces más rápido”.


Citas de Alicia en el país de las maravillas

Gato Alicia en el país de las maravillas

El plan, sin duda, fue excelente: simple y claro, es mejor no pensar. Tenía solo un inconveniente: era completamente desconocido cómo llevarlo a cabo.


¡Mañana nunca es hoy! ¿Es posible despertarse por la mañana y decir: “Bueno, ahora es finalmente mañana”?


Sabes, una de las pérdidas más graves en la batalla es perder la cabeza.


Alicia se rió: “No tiene sentido intentarlo”, dijo. “No se puede creer en cosas imposibles”.

“Yo me atrevería a decir que no has practicado mucho”, dijo la reina.

“Cuando era joven practicaba media hora cada día.

A veces llegué a creer en hasta seis cosas imposibles antes del desayuno”.


No importaba cómo lo intentara, no podía encontrar una sombra de significado aquí, aunque todas las palabras eran perfectamente claras para ella.


¿Qué quieres?

“Quiero matar el tiempo”.

“Al tiempo no le gusta que lo maten”.


Todo lo que se dice tres veces se convierte en verdad.


¿Quién decide qué es lo que es apropiado? ¿Y si alguien decidiese que lo apropiado es ponerse un salmón en la cabeza, lo usarías?


No tiene utilidad volver a ayer, porque entonces era una persona distinta.


-Es una mermelada muy buena-insistió la Reina.

-Bueno, en todo caso, hoy no me apetece.

-Aunque te apeteciera, no la tendrías- dijo la Reina-. Pues la regla es: mermelada mañana y mermelada ayer… pero nunca mermelada hoy.

-Alguna vez tendrá que tocar “mermelada hoy”—objetó Alicia.

—No, no puede ser —refutó la Reina—. Ha de ser mermelada un día sí y otro día no: y hoy nunca puede ser otro día, ¿no es cierto?.


∼Gracias por estar aquí ahora.∼

Atencion plena

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: