Ejercicio de observación: Reconexión con la Naturaleza

Ejercicio de observación consciente para reconectarse con la naturaleza

Este ejercicio de observación consciente nos ayuda a redescubrir la belleza de la naturaleza en nuestro entorno. Algo que aparentemente ya sabemos, pero que nos es difícil apreciar a diario.

El contacto con la naturaleza es saludable para nosotros. Nos serena, nos llena de energía, nos ayuda a ser más creativos, pero además se asocia con una mayor satisfacción con la vida.

Disfrutar de la naturaleza nos hace más felices y nos motiva a adoptar actitudes más saludables para nosotros y para nuestro entorno.

Haz este ejercicio de observación de 1 minuto con tu mascota, tu planta, una nube, la luna, o el objeto natural que esté frente a ti.


Ejercicio de conexión con la naturaleza

En nuestro ajetreado día es muy posible que creamos que no tenemos tiempo de detenernos a observar cómo ha crecido la planta en la ventana, a observar el vuelo de una mariposa, a oler una flor.

Este ejercicio de observación con atención plena nos ayuda a hacernos ese tiempo y a apreciar ese momento de reconexión con la belleza de la naturaleza.

Hazlo a menudo; la atención plena en la naturaleza nos conecta con nuestra verdadera esencia natural y nos ayuda a percibir nuestro lugar dentro del mundo. Genera una respuesta emocional positiva, nos brinda felicidad y adecua nuestras creencias y actitudes hacia nuestro entorno.

De esta forma, mantendremos una meditación de amor atento y expresaremos en nuestra vida diaria consciente actitudes de respeto hacia la naturaleza.

Ejercicio de observación en la naturaleza


Ejercicio de observación atenta

Practica este ejercicio de observación en una caminata a parque o en el lugar donde estés ahora, eligiendo como objeto de atención un elemento natural de tu entorno.

# Elige un objeto natural

Elige de tu entorno un objeto natural que sea especialmente bonito o el que quieras observar más detenidamente.

Puede ser una planta, el cielo, el sol, la luna, una brizna de césped, tu mascota, un insecto.

# Relájate y mantén la atención en él

Relájate y mantén la atención en lo que estás viendo.

No hagas nada, simplemente observa e intenta que tu mente esté presente en la visión, no en lo que tienes que hacer o lo que ha pasado hace unos minutos.

Relájate y presta atención al objeto durante todo el tiempo que te lo permita tu concentración.

# Descubre lo nuevo

Mira el objeto con mente de principiante, como si lo estuvieras viendo por primera vez.

Si te acercas a ver cómo ha crecido tu planta, explórala, disfruta de cada sensación que te provoca el objeto, o la falta de ellos.

Has que todos los sentidos participen de la experiencia. Vista, olfato, tacto, gusto, oído.

# Conéctate con su presencia

Mantén tu presencia aquí y ahora, y conéctate con la presencia del objeto que estás observando.

Conéctate con la presencia de la naturaleza.

Permítete conectarte con esa energía, ya sea que estés observando un paisaje, una planta, un ser vivo o un objeto aparentemente sin vida e inanimado, como una roca.

 


Efectos de la conexión con la naturaleza

A través de nuestra conexión con la naturaleza podemos percibir cómo estamos interconectados con todo lo que existe.

Cuando respiramos, respiramos la exhalación de los árboles, las plantas, los animales.

Cuando bebemos y comemos, bebemos y comemos los frutos de la tierra.  Y este es un pensamiento que genera emociones buenas y sanas.

Las investigaciones demuestran que simplemente estar en contacto con la naturaleza es bueno para nuestra salud y nuestro bienestar. Además de hacernos sentir bien, esta conexión se asocia a una mejor calidad de vida.

El contacto con la naturaleza aumenta nuestra energía y vitalidad, reduce el estrés, la ansiedad y aumenta la creatividad.

Pero además le otorga un significado a nuestra existencia, pues este contacto genera amor por la naturaleza, lo que motiva nuestras acciones ecológicas o los comportamientos amigables con nuestro entorno.

Ejercicio de observación para la conexión con la naturalezaEl objetivo de este ejercicio de observación no es solamente estar atento a la belleza de la naturaleza, esos pequeños detalles que llenan de magia y encanto nuestra vida cotidiana, para nutrirnos con su energía.

También se trata de tomar conciencia de esa interconexión y desarrollar la intención y la capacidad de no dañarla de ninguna forma.

Esto es, poder mantener la atención en nuestros pensamientos para detectar creencias y patrones de conducta que perjudican la ecología.

Y también mantener la atención en nuestras acciones cotidianas para evitar los automatismos  que los ponen en práctica. Por ejemplo, abrir la ventanilla y tirar un papel afuera o tomar una bolsa en el supermercado.


 Atencion plena

~Gracias por estar aquí ahora.~

Fuente: pocketmindfulness

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: