Propósito para hoy: Ejercicio de intencionalidad para hacer al despertar

En el propósito hay audacia, algo que los planes no tienen, pues son solamente un proyecto frío en el cual no está implicada la voluntad ni las emociones.

Proposito ejercicio

Proponerse hacer algo siempre es más efectivo que planear hacerlo, por eso este ejercicio lo puedes hacer todos los días para reforzar tu voluntad, dejar de hacer planes y pasar a la acción.

Piensa en la diferencia entre dos personas que hacen estas dos afirmaciones: Una dice “Tengo planificado hacer ejercicio hoy” y la otra asegura “Mi propósito de hoy es hacer ejercicio” ¿Cuál crees que tiene más probabilidades de realmente hacerlo?

El propósito no es solo un deseo o una planificación, implica voluntad, determinación y resolución. Una vez que que sepas lo que vas a hacer, solo faltará un elemento: la atención plena.

¿Qué es la intencionalidad?

Intencionalidad

La intencionalidad es la condición de intencional o deliberado. Es la determinación de la voluntad hacia un fin y se lleva a cabo para lograr un objetivo, de forma consciente.

Cuando estableces una intención, dictaminas qué es lo que sucederá.

Estás convencido de que eso es lo mejor que puedes hacer, una buena resolución de un problema o algo que mejorará tu vida.

Al tener el propósito de hacer algo estás decidido a priorizar esta acción, incluso excluyendo otras actividades que haces habitualmente.

Tendrás una intención en tu día y te asegurarás de que se haga realidad, manteniéndote consciente durante la jornada.

La atención plena en la vida diaria nos ayuda a incluir la intencionalidad dentro de nuestra rutina.

El propósito diario, en definitiva, es el propósito de vida desglosado en varios capítulos.


Ejercicio: Propósito para hoy

DespiertaDespierta tu cuerpo

Despiértate a la mañana un poco más temprano que lo habitual. Estírate y relájate. Puedes hacer el ejercicio “estira y bosteza”.

 


Despierta tu concienciaDespierta tu consciencia

Dedica unos minutos a respirar lenta y calmadamente, enfoca tu atención en las sensaciones de la respiración y en tu cuerpo relajado.


Elige tu propósito

Elige tu propósito

Piensa en cuál será tu propósito del día. Elige algo importante, algo que sepas que va a ser bueno y positivo, pero sé realista, que sea algo que puedas hacer.

 


Disfruta

Disfruta

Siéntete relajado y feliz. Visualiza en tu mente lo bien que te sentirás al poner en práctica tu propósito.

 


Apaga el piloto automatico

Apaga el piloto automático

Una vez levantado, enfoca el día con energía, sin dejar de estar atento.

Recuerda que la velocidad no es un obstáculo para la consciencia plena.

Cada vez que puedas, tómate unos minutos, desconecta el piloto automático y repasa tu intención.

La atención plena a lo largo de tu día es lo que te permitirá vivir una jornada intencional para hacer realidad tus planes.

Y la suma de tus propósitos diarios te ayudan a lograr lo que sea que te propongas, para vivir una vida más intencional.


La acción es lo que convierte los sueños humanos en significado.

John C. Maxwell, Vida intencional: Elegir una vida que importa

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: