Meditación guiada: Ejercicio de respiración consciente

Ejercicio de respiracion consciente

La mejor forma de centrar nuestra atención en el momento presente es con un simple ejercicio de respiración. Por supuesto, siempre respiramos, pero no siempre lo hacemos de forma consciente.

En la práctica de la atención plena, podemos llevar la atención hacia la respiración para traer la conciencia a este instante, simplemente observando la respiración sin intentar cambiarla.

La respiración atenta en cualquier instante de nuestro día es un oasis de paz y de felicidad.

¿Puedes dejar de hacer, solamente por un instante, y solamente, ser?


Ejercicio de respiración consciente

Este es un ejercicio de respiración para traer tu conciencia al momento presente, una y otra vez, salvando las interrupciones de tu mente y del entorno.

Si bien este ejercicio se puede hacer de forma rápida, no es esa la intención, pues contradecería el objetivo de serenar tu mente.

“Medita durante 20 minutos al día, a menos que estés demasiado ocupado. Si es así, medita durante 1 hora”

Proverbio zen

Busca un lugar tranquilo, para poner en práctica este ejercicio de respiración con atención plena. No importa de cuánto tiempo dispongas, lo importante es llevar a cabo la experiencia regularmente. Esto te permitirá adquirir un nuevo hábito, el de estar presente y sereno, en cualquier momento y en cualquier lugar.

Si nunca has meditado, prueba esta meditación guiada para principiantes en 5 etapas.


Respiracion consciente

Explora y encuentra tu posición favorita

Este ejercicio de respiración consciente se puede hacer en muchas posiciones, pero es recomendable hacerlo sentado, en una posición cómoda y relajada. Hay quienes prefieren sentarse en posición de loto, hay quienes prefieren hacerlo en una silla.

No es recomendable que lo hagas acostado, pues si bien es una posición cómoda, es fácil que te sientas demasiado relajado y te duermas.

Entonces encuentra tu posición favorita, sin importar lo que creas que es “la posición correcta”.


Observa y relaja tu cuerpo

Ahora observa y relaja tu cuerpo. Siente curiosidad por las sensaciones de tu cuerpo aquí y ahora: la conexión con el suelo o el cojín, las sensaciones de frío, calor, la respiración.

Observa las partes de tu cuerpo tensas, lleva la relajación hacia ellas y respira.


Sintoniza con la respiración

Conéctate con tu respiración.

Respirar es algo que haces de forma automática y al que muy ocasionalmente prestas atención. Repara ese error y siente lo que te estabas perdiendo… hasta ahora.

La respiración no debe ser corta ni profunda, sino natural. No te concentres en qué tan bien o mal lo haces, sino en sentir el aliento, observar las sensaciones en las fosas nasales, en la garganta, en el abdomen.

Lo importante es sentir tu respiración y mantener tu atención allí.


Sé tolerante con tu inquieta mente

En cualquier momento, sea inmediatamente o luego de unas cuantas inhalaciones y exhalaciones, notarás que tu mente empieza a vagar.

Cuando eso ocurra, simplemente vuelve la atención a la respiración.

Resulta de gran utilidad, establecer “atajos”, los que te ayudarán de forma progresiva a evitar las distracciones. Cada vez que encuentres tu mente vagando, anota mentalmente “pensar, pensar”, dos o tres veces, y vuelve la atención a la respiración.

De la misma forma, cuando tu mente se distrae con sonidos, anota mentalmente: “oir, oir” y luego vuelve a concentrarte en la respiración. Y así con todas las distracciones que vayan surgiendo, repite ese mantra y vuelve a comenzar, una y otra vez.


Reconoce y agradece

Después de unos minutos, vuelve nuevamente a centrar la atención en tu cuerpo aquí y ahora.

Relájate profundamente y siente lo agradecido que estás por haberte dedicado este momento y haber disfrutado de estos minutos de serenidad en el refugio de tu respiración.

Ahora, estás listo para un nuevo día lleno de energía y sernidad. Siente cuánto tienes que agradecer. Hazlo.♥

Ejercicios de respiracion

“Trata la respiración con el mismo cuidado con el que tratas a una flor; déjala ser tal cual es, consciente del milagro de estar presente”.

Thich Nhat Hanh

Atencion plena

∼Gracias por estar aquí ahora.∼

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: