Meditación para niños de amor compasivo e incondicional

Meditación para niños

Con esta meditación para niños de amor bondadoso y compasivo ayudamos a los pequeños a desarrollar el amor desinteresado e incondicional, la compasión y otros sentimientos altruistas.

En el mundo de hoy, donde muchas veces se es indiferente al sufrimiento ajeno, queremos inculcares a nuestros niños la compasión y la capacidad de ser más humanos. Este sentimiento de amor hacia todos los seres disipa otros menos deseables, pues el amor incondicional no puede coexistir con el odio.

Con esta meditación de amor para niños, Gregory Kramer nos explica cómo enseñar a un niño a meditar, comenzando con la meditación de amor incondicional.


Meditación para niños de amor incondicional

Gregory Kramer es un padre de tres niños que ha desarrollado una maravillosa forma de meditar con sus hijos guiándolos a través de la meditación en metta (maitri) de amor incondicional.

Si eres padre y quieres hacer esta meditación con tu hijo, antes deberías hacer esta práctica de meditación en su versión para adultos, la que hemos visto en Meditación de amor para transformar el sufrimiento.

Simplemente se trata de haber experimentado esta meditación de amor, saber lo que significa y cómo se siente irradiar esta energía compasiva hacia uno mismo y hacia todos los seres, antes de servir de guía en una meditación para niños.


∼Un buen consejo para practicar esta meditación con niños es hacerlo sin demasiado apego hacia la práctica misma y hacia los resultados.

Antes que nada, debemos ser flexibles y ajustar la práctica de acuerdo a la edad del niño y a sus intereses.

Si el niño se aburre o no quiere hacerlo, lo dejaremos de lado. Quizás el pequeño sea muy activo y le interese más salir afuera y hacer algo más enérgico, como la meditación para pequeños “Sigue el pájaro”.

Por último, es importante señalar que nunca debemos forzar a los niños a enviar sentimientos de amor hacia sí mismos y hacia otros si no quieren hacerlo. Sobre todo, hay que mostrarles que si no lo hacen, no nos sentiremos decepcionados.

Si ellos lo hacen solamente por complacer al adulto y no porque realmente disfruten de esta práctica, la meditación no tendrá ningún sentido.


Cómo guiar a un niño para una meditación de amor compasivo

Meditación para niños

∼Prepara el escenario, crea una transición

Prepara al niño para enfocarse en sus sentimientos de amor. Puedes acostarte tranquilamente con él en la cama o ir afuera, tumbarse en el pasto, hablar de los animales y las plantas o comenzar contándole una historia.


∼Sé flexible

De acuerdo al estado de ánimo del niño y sus intereses en ese momento, flexibiliza la práctica, especialmente hablándole al pequeño en un lenguaje que pueda comprender. Varía cada vez, no hagas que esta meditación se convierta en algo recitado de memoria.


∼Ayuda al niño a relajarse

Pídele al niño que cierre sus ojos y preste atención a su cuerpo y a la sensación de estar acostado. Ayúdalo a que se relaje, hazlo de forma que sea natural y comienza guiándolo para enviar amor incondicional hacia él mismo. Dile:

(Amor incondicional hacia mí mismo)

Envía amor a ti mismo.

Realmente ámate a ti mismo.

Desea que seas feliz.

Piensa:

Me amo.

Que pueda estar libre de enojo.

Que pueda estar libre de tristeza.

Que pueda estar libre de dolor.

Que pueda estar libre de dificultades.

Que pueda estar libre de sufrimiento.

Que pueda estar sano.

Que mi cuerpo pueda estar sano y fuerte.

Que pueda estar lleno de amor incondicional.

Que pueda conocer la dicha de la generosidad y del amor.

Que pueda ser feliz.

Que pueda ser realmente feliz.

Que pueda estar en paz.

(Amor incondicional hacia las personas que amo)

Envío amor a papá  y mamá.

Que Mamá y Papá puedan estar libres de dificultades.

Que puedan estar libres de dolor y tristeza.

Que puedan estar libres de enojo.

Que puedan estar libres de sufrimiento.

Que Mamá y Papá puedan estar sanos y felices.

Completamente sanos y felices.

Que estén en paz.

Envío amor incondicional a mis hermanos.

Que puedan estar libres de tristeza y enojo.

Que puedan estar libres de enfermedad.

Que puedan estar libres de todo sufrimiento.

Que puedan ser felices y libres.

(Amor incondicional hacia las personas cercanas)

Envío amor incondicional a mi maestra y a mis compañeros de escuela (incluso los que no conozco).

Que puedan estar libres de tristeza y sufrimiento.

Que puedan estar libres de enojo y dificultades.

Que sean felices.

Libres de todas las dificultades y tristezas.

Que estén bien y felices.

Que puedan estar en paz.

(Amor incondicional hacia todos los seres)

Envío amor incondicional ahora a todas las personas de la tierra.

Que todos los seres en este planeta puedan estar libres de sufrimiento.

Que puedan estar libres de dolor y penas.

Que puedan ser felices.

Verdaderamente felices.

Que puedan estar en paz.

Que todos los seres del universo puedan estar libres de sufrimiento.

Que todos los seres de todos los universos, en todos lados, puedan estar libres de sufrimiento.

Que puedan estar bien y felices.

Que puedan estar en paz.

Que todos los seres de todos los tipos, en todas las direcciones, puedan estar felices y en paz.

Humanos y no humanos.

Visibles e invisibles.

Todos los animales, pájaros y peces.

Todos los seres y criaturas sin excepciones.

Que todos puedan ser felices.

Que puedan ser libres.

Que todos los seres puedan estar bien y sean felices.

Que todos los seres puedan estar bien y sean felices.

Que todos los seres puedan estar bien y sean felices.

Paulatinamente, puedes extender esta meditación para niños de amor incondicional hacia las personas con las cuales el niño pueda estar enojado.

Al finalizar la meditación dale al niño un beso, abrázalo y dile que lo quieres. Quédate acostado con él unos momentos.

Puedes explicarle también por qué meditamos y por qué hacemos esta meditación de amor incondicional.

Atencion plena

∼Gracias por estar aquí ahora.∼

Adaptado de Mindfulness para niños: Práctica de amor incondicional de Gregory Kramer

Santiago Nader: Meditación de amor incondicional con niños

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: