Los movimientos para el bienestar de Thich Nhat Hanh

Los movimientos para el bienestar que nos ofrece Thich Nhat Hanh son una forma de conectar el cuerpo y la mente. No son una gimnasia que se deba hacer rápido, sino con movimientos conscientes y lentos para hacer sin un objetivo o intención.

La práctica de la atención plena abarca todas las actividades de nuestra vida. Podemos sentarnos y meditar, pero también es importante practicar la respiración consciente en movimiento.

Los movimientos para el bienestar

Estos son tres de los 10 movimientos para el bienestar que propone el maestro Thich Nhat Hanh.

La vida es un camino, pero la vida no se trata de llegar a un lugar determinado.

Los movimientos conscientes que siguen son una forma de practicar el movimiento sin una meta o intención. Son una forma maravillosa de conectar su mente y cuerpo en mindfulness.

Cuando los hagas, disfruta de cada parte de cada movimiento.

Haz lo que puedas. No son como los aeróbicos, donde tienes que moverte lo más rápido posible. No hay necesidad de precipitarse.

Cuando los hago, me parece que no puedo evitar sonreír. Espero que te traigan alegría.

Thich Nhat Hanh

Respiración consciente en movimiento

  1. Para comenzar, párate derecho con los pies firmemente en el suelo, a la altura de los hombros. Tus hombros están sueltos y las rodillas se mantienen relajadas y ligeramente dobladas, no bloqueadas.
  2. Imagina que un hilo invisible está unido a la parte superior de tu cabeza y te alza hacia el cielo. Manteniendo el cuerpo recto, encoge un poco la barbilla para que se relaje el cuello.
  3. Inhala y exhala completamente. Continúa respirando lentamente, atento a cada inhalación y exhalación.

Sé como una flor

Ilustracion movimientos para el bienestar, Se como una flor

Mientras inhalas, levanta los brazos hacia los lados, con las palmas hacia arriba, hasta que se encuentren al nivel de los hombros y paralelos al suelo.

Al exhalar, toca tus hombros con las yemas de los dedos, manteniendo los brazos horizontales.

Inhalando, abre los brazos y extiéndelos nuevamente hasta la posición horizontal.

Cuando inhalas, eres como una flor que se abre al sol. Al respirar, la flor se cierra. Haz este movimiento 3 o 4 veces.


Círculos de pierna

Comienza con los pies juntos y las manos en la cintura.

Sostén tu peso con el pie izquierdo. Respira, levanta la pierna derecha hacia el frente y traza con ella círculos hacia la derecha.

Exhalando, lleva el pie hacia atrás y bájalo, tocando el suelo.

Inhala, levanta la pierna que está detrás y gírala en círculos hacia la izquierda.

Exhala terminando con la pierna hacia el frente, bájala y apoya con ambos pies el suelo.

Haz el ejercicio con la otra pierna.

Repite la serie tres veces más.


Tierra y cielo

Ejercicio tierra y cielo, Thich Nhat Hanh

Comienza con los pies firmes en el suelo, separados a la altura de las caderas.

Inhalando, sube los brazos por encima de tu cabeza, con las palmas hacia adelante.

Estira todo tu cuerpo en el camino hacia arriba y ve levantando el mentón, hasta mirar el cielo.

Finaliza la inhalación estirando los brazos completamente hacia arriba, como queriendo tocar el cielo.

Respira y flexiona la cintura mientras vas bajando los brazos para tocar la tierra.

Afloja el cuello y lleva los brazos hacia abajo, relajando la espalda.

Desde esta posición, inspira y mantén la espalda recta mientras vuelves a subir a tocar el cielo. Toca la tierra y el cielo 3 veces más.


Fuente: De LionsRoar, adaptado de MindfulMovements: Diez ejercicios para el bienestar, de Thich.Nhat Hanh.

Ilustraciones: Shimi