La práctica de Wu Wei: El arte de hacer sin esfuerzo

Wu wei, el arte de hacer sin esfuerzo

Wu wei es un concepto que propone la “no acción” como forma de enfrentarnos a las situaciones. No significa no hacer nada, sino no forzar los acontecimientos. Tomar una medida es hacer, cambiar el natural fluir de la vida.

Wu wei es una vida sencilla, sin apegos a los deseos. Se trata de vivir con serenidad, valorando lo que tenemos, sin resistirnos ante cómo son las cosas.

No se trata de no hacer y no crecer. Las plantas crecen con Wu wei, pues lo hacen sin esfuerzo alguno. Pero para actuar debemos aprender a mirar y a esperar el momento propicio.

Wu Wei, significado y procedencia

El concepto Wu wei proviene de la filosofía Taoísta y su significado en chino es: “No Acción”. Es un aspecto clave en dicha filosofía que plantea el hecho de “No actuar” como la manera más propicia (particularmente estando en conflicto) de enfrentarnos a las situaciones que la vida nos pone en el camino.

Significa “hacer sin esfuerzo”, lo cual no debe confundirse con el hecho de proponerse no hacer nada, ya que si nos obligamos a no actuar, estamos forzando las cosas y por ende no estamos dejando fluir, que es justamente de lo que se trata esta filosofía de vida: Fluir con el Universo.

Significado de Wu wei

Puede parecernos extraño que un tipo de filosofía nos plantee “no actuar” ya que vivimos en una sociedad donde la vorágine diaria nos lleva inevitablemente a lo contrario.

Tenemos actividades continuamente, emociones, pensamientos, etcétera.

Nos podría resultar incluso una pérdida de tiempo, y nos podríamos sentir inútiles si no hacemos nada.

Sin embargo, al comprender el verdadero significado de esta filosofía, veremos que no se trata de esto, sino todo lo contrario.

Por ejemplo, las plantas crecen con Wu wei, esto es, no hacen nada para crecer, sencillamente lo hacen, sin esfuerzo alguno.

En el ser humano, esto es vivir fluyendo con naturalidad.

El Tao Te Ching, principal escrito del Taoísmo atribuido a Lao Tse, fue escrito hace 25 siglos. Este filósofo fue quien sostuvo la idea de que la mejor manera de vivir era en sincronización con la naturaleza y el cosmos.

Esta es la principal inspiración de Wu wei: permitir que las cosas sucedan por su curso natural adaptándose a ellas.

El No-esfuerzo es también uno de los fundamentos de la Atención plena.


El símbolo del Wu Wei

Simbolos de Wu wei

El Ensō

En la pintura budista zen el símbolo Wu wei es un círculo (Ensō), el que debe ser trazado sin corregirlo, pues es meditativo y es muestra del movimiento expresivo del espíritu al momento de su creación.

Simboliza la fuerza, la iluminación, la elegancia, el universo y el vacío.

Esta forma estética japonesa creada en un momento en que la mente es libre es un momento sagrado de “no hacer” que conecta al hombre creador con la divinidad.

El Yin yang

Aunque en sus inicios fue representado por el círculo Ensō, el símbolo del Wu wei está también hoy asociado al conocido símbolo taoísta  Yin Yang.

En este se representa claramente la convivencia entre la luz y la oscuridad dentro de un “Todo” perfecto. Estas energías son opuestas pero complementarias. Dentro de cada una existe una pequeña parte de la otra.

Es exactamente la representación del fluir natural del Universo.


Wu Wei, una vida sencilla

Wu wei, una vida sencillaEl Wu wei propone una vida sencilla, ya que es en la que mejor que se manifiesta la armonía y la paz. No apegarse a los deseos y/o ambiciones es fundamental en esta filosofía, porque eso es lo que nos conduce al sufrimiento, las frustraciones, la ansiedad.

Se trata de vivir con serenidad, valorando lo que tenemos y no quejándonos por lo que nos falta o nos gustaría ser. Por ende, no deberíamos enfocarnos en grandes logros.

Esta sencillez nos lleva a aceptar las cosas tal cual son, a no resistirnos a los hechos ni querer controlarlos. El Wu wei nos lleva a mantener un equilibrio emocional.

Esta filosofía de vida, entiende que el Universo ya funciona de por sí en armonía, de modo que si el ser humano intenta con su voluntad ir contra ésta, altera lo que ya está fluyendo en su curso natural.

El punto es el “cómo”: no se trata de tener que abandonar nuestras voluntades, sino de cómo actuamos con ellas frente los procesos que ya están sucediendo por sí solos.


Mirar y esperar

Otro enfoque de esta filosofía de vida es aprender a mirar y a esperar.

Esto se basa en la idea de que la energía deber conservarse para cuando sea necesario, sin malgastarla en acciones que no valen la pena, no lo ameritan y no solucionarán el problema.

Se trata de observar y esperar el momento adecuado para actuar. El que logra hacerlo, habrá logrado vivir de acuerdo a Wu wei.

Como hemos dicho, no implica que seamos simples observadores pasivos, sino que corramos con el flujo de la realidad. De esta forma, no hay que hacer grandes esfuerzos sino ver cómo las cosas se van resolviendo por sí solas.

Todo está en continuo cambio, con o sin acciones individuales.

Nuestras acciones están diseñadas para resistirnos, lo cual es totalmente contraproducente ya que en vez de ayudarnos a preservarnos, nos hace lastimarnos.

Lo que propone el Wu wei, es no oponerse, dejar fluir y permitir que todo suceda de forma natural.

La filosofia Wu wei


La práctica de la filosofía Wu Wei

La práctica del Wu wei se centra en cuatro puntos:

  • Aceptar que nuestros problemas son creados por nuestra propia mente.
  • No forzar nuestra mente para resolver un problema: no tenerlo siempre presente ni forzar una búsqueda de solución, simplemente dejar que se diluya en vez de alimentarlo con nuestros pensamientos.
  • Aprender a respetar el fluir natural de las cosas: observar los hechos sin pensar que tenemos que hacer algo para cambiarlos.
  • Dejar fluir al espíritu: no intentar darle una dirección o enfoque, simplemente observar su curso natural.

La práctica de este pensamiento es dejar estar y fluir. Aceptar el mundo con sus reglas naturales y  no intentar cambiarlas para obtener un mayor bienestar, ya que  con esas acciones lo que en realidad conseguiríamos es el desequilibrio.

De ese modo lo que obtendríamos sería todo lo contrario a lo que buscábamos. No habrá soluciones sino sufrimiento.

Hay que observar que este enfoque no implica la no acción, sino el no esfuerzo, el no forzar las situaciones, lo que generaría más conflicto.

Hay quienes llaman a Wu wei “el arte de no hacer nada”. Sin embargo, no se trata de “no hacer”, sino de hacer en el momento oportuno, hacer sin esfuerzo, cuando la acción es propicia y, ciertamente, más eficaz.

La practica de Wu wei


Atencion plena

~Gracias por estar aquí ahora.~

Fuentes: nospensees, wikipedia

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: